Reto de la gratitud de febrero día 24

BIENVENIDO AL DIA 24 DEL CAMINO REAL DEL AMOR Y DE LA GRATITUD

LA VARITA MÁGICA

¿Has deseado alguna vez tener una varita mágica con la que al hacer un simple gesto pudieras ayudar a tus seres queridos? Bueno, ¡el ejercicio mágico de hoy te enseñará a utilizar la auténtica Varita Mágica de la vida para ayudar a otros! Cuando deseas fervientemente ayudar a otra persona tienes un poder inmenso, pero cuando diriges ese poder con la gratitud, realmente tienes una Varita Mágica con la que puedes ayudar a las personas que te importan. La energía fluye hacia donde diriges tu atención, por lo tanto, cuando diriges tu energía de la gratitud hacia las necesidades de otras personas, allí es donde va tu energía. Ésta es la misma razón por la que Jesús decía gracias antes de realizar un milagro.

La gratitud es una fuerza de energía invisible pero real, y junto con la energía de tu deseo es como tener una Varita Mágica.

“Las personas que esperan tener una varita mágica no se dan cuenta de que ellas SON la varita mágica.”
THOMAS LEONARD (1955–2003) COACH DE CRECIMIENTO PERSONAL

Si algún familiar, amigo o alguien que te importa no goza de buena salud física, tiene problemas económicos, no es feliz en su trabajo, está estresado, sufre por el final de una relación, no confía en sí mismo, sufre problemas mentales o está decepcionado con la vida, puedes utilizar la fuerza invisible de la gratitud para ayudarle con su problema de salud, de finanzas y de felicidad. Para utilizar la Varita Mágica para la salud de otra persona, imagina que aquella persona ha recuperado plenamente la salud, y di la palabra mágica, gracias, con el sentimiento profundo de celebración de la noticia de que esa persona vuelve a estar totalmente sana. Puedes imaginar que esa persona te llama para darte la noticia, o imagínate que te lo dice en persona, y visualiza y siente realmente tu reacción. El hecho de sentirte igual de agradecido ahora como te sentirías al recibir la noticia de la recuperación total de esa persona, será la garantía de que la gratitud que sientes es sincera y poderosa al máximo.

Para utilizar la Varita Mágica para ayudar a un ser querido en su economía, realiza el mismo ejercicio mágico, y da las gracias como si ya tuviera el dinero que necesita ahora. Imagina que se ha recuperado económicamente del todo, que el problema ya está solucionado, y que dices la palabra mágica, gracias, porque acabas de recibir la increíble noticia. Si alguien a quien conoces pasa por un momento difícil, pero no sabes exactamente qué es lo que necesita, o si necesita ayuda en más de un asunto, puedes realizar el mismo ejercicio mágico y utilizar tu Varita Mágica para dar gracias por su felicidad, o por su salud, prosperidad y felicidad conjuntamente.

EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 24

La Varita Mágica

1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.

2. Elige tres personas que te importen y a las que te gustaría ayudar con más salud, prosperidad y felicidad, o las tres cosas. Si dispones de ellas, coge una foto de cada persona y tenla delante al hacer el ejercicio de la Varita Mágica.

3. Hazlo con una persona a la vez y sostén la foto en tu mano. Cierra los ojos y visualiza por un minuto que recibes la noticia de que esa persona ha recuperado por completo la salud, la prosperidad o la felicidad. Abre los ojos y todavía con la foto en la mano, di lentamente las palabras mágicas: “Gracias, gracias, gracias por la salud, la prosperidad y/o la felicidad de……………… (Nombre)"

4. Cuando hayas terminado con una persona, pasa a la siguiente y sigue los mismos pasos hasta que hayas acabado el ejercicio de la Varita Mágica con las tres personas.

5. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día. Luego Túmbate en la cama y relájate. Piensa muy bien lo que quieres y relájate. Cierra los ojos, y piensa únicamente ese deseo. Afirmamos, di que ya lo tienes, que ya lo conseguiste. Y en ese estado somnoliento, siente exactamente lo que sentirías al haber logrado ese deseo. Solamente concéntrate en tu deseo y siéntelo como si ya lo hubieras conseguido. NOS DORMIMOS SINTIENDO QUE YA TENEMOS LO QUE QUEREMOS y NOS SENTIMOS MUY AGRADECIDOS POR ELLO!

....
Después del ejercicio
Haces estás Lecturas.
....

EL ARTE DE PEDIR AL UNIVERSO

No pidas… ¡AGRADECE!

Cada vez que pides algo, cualquier cosa que ello sea, y sin importar tu tono -sosegado… o de clamor, dejas entrever, mi amigo, de alguna forma la idea:

“¡Esto no lo tengo ahora! me lo otorgas…, por favor???”.

Pero sin que tú lo adviertas y sin que sea tu intención, le marcas al Universo justamente tu carencia, y El capta ese “no lo tengo” que esconde tu petición…, ¡¡¡y de forma presurosa más lo pone en evidencia!!!.

En cambio, cuando agradeces, “creas” eso que agradeces, porque ya das por sentado que aquello “ya sucedió”, y el Universo recoge tu instrucción… ¡¡¡y te obedece!!!…

¡¡¡Que nadie agradece nunca por algo “que no pasó”!!!

¡¡¡Dalo por hecho… y no dejes que tu mente se inmiscuya, diciéndote que es difícil que eso se te otorgue a ti!!!

Hay otras Manos, mi amigo, más inmensas que las tuyas…, ¡¡¡y ellas siempre le responden a quien agradece así!!!

No te olvides que las cosas nunca son lo que parecen: ¡¡¡Hay un “Diseño Amoroso” detrás de “la realidad”!!!

y cada vez que tú, amigo, de corazón agradeces, “Magnetizas” eso mismo que agradeces de verdad…

Cuando tú lo ves “ya hecho”…, cuando “lo das por sentado”…,

y agradeces, traspasado por una intensa emoción, el Universo “Percibe” que ha quedado desfasado, y “Actualiza” su programa hacia “La nueva versión”…

Por eso, amigo, no pidas: “Dame la calma que anhelo”; di más bien: “Gracias, Dios mío por esta serenidad”

No digas: “Dame un trabajo que me aparezca del cielo”; di: “Gracias porque me gano mi pan con facilidad”.

No le implores a la Vida que te acerque una pareja; di: “Gracias por este amor que me llena de alegría”;

No ruegues que se disuelva alguna culpa muy vieja; di “Gracias porque se limpia mi pizarra cada día”.

“¡Gracias… por esta abundancia que sobre mí se derrama!”;

“¡Gracias… por gozar de nuevo la más perfecta salud!”;

“¡Gracias… por abrir mis ojos a un sublime panorama!”;

“¡Gracias… por llenar mi pecho de amorosa gratitud!”.

¡Siéntelo ya sucediendo!, ¡siéntelo con alma y vida!

¡Siente ese viento de cambio que te abraza y te estremece!

¡Siente la emoción intensa de la plegaria cumplida…porque todo, compañero… le llega a quien agradece!

Autor Desconocido.

Existe una ley que se llama la ley de correspondencia: como es arriba es abajo. Como es dentro es afuera. Con esta ley podemos explicar exactamente lo que ocurre en nuestras vidas porque lo que está en nuestra mente es lo que se manifiesta en nuestro mundo. Si nuestros pensamientos se asemejan a un basurero, lo que nos está pasando en este momento también. A veces no nos damos cuenta del poder que tiene cada uno, que nuestros pensamientos crean, nuestras convicciones crean y por eso llega el momento de analizar qué es lo que estamos creyendo y pensando, pues esto se manifiesta en el campo físico.

Si estás hoy con una pareja mentirosa, si estás hoy en un trabajo que no te gusta, si todo el tiempo estás entrando en conflicto con otras personas, revisa lo que estás pensando porque tú lo estás creando. Reconoce lo que está pasando en tu mente, analiza y cambia esa frecuencia. Empieza a vibrar en el amor desde el interior y verás como todo cambia como si fuera magia.

Notarás que aquellos que hablan más de prosperidad, la tienen. Aquellos que hablan de estar saludables, lo son y que aquellos que hablan más de enfermedad, se enferman. Es una ley universal y no se puede cambiar. La manera en la que te sientes es tu punto de atracción. Por eso la ley de atracción se comprende mejor cuando imaginamos que somos un imán, atrayendo más y más de lo mismo que estamos sintiendo. Cuando nos sentimos solos, atraemos más soledad. Cuando nos sentimos pobres, atraemos más pobreza. Cuando nos sentimos enfermos, atraemos más enfermedad. Cuando nos sentimos infelices, atraemos más infelicidad. ¿Lo COMPRENDES? También, cuando te sientes feliz, saludable, vivo y próspero, lo atraes. Tu decides cómo sentirte, sobre qué hablar y en qué frecuencia vibrar! ❤

Quítate ese filtro de amargura con el que ves tu vida y juzgas la de los otros. La vida es muy corta para que sigas pensando que aquí venimos a sufrir y que el mundo está en tu contra. Eres tu, el único responsable por lo que ves y tienes a tu alrededor. Si continúas así, tu vida seguirá así. Pero si pones de tu parte, te enfocas en lo bueno, dejas de lado envidias, problemas y quejas, todo va a cambiar para para bien. Cuando cambias la forma en la que ves las cosas, las cosas que ves cambian. Gracias, gracias, gracias!

La Magia De La Gratitud

Di GRACIAS TRANSFORMA TU VIDA
GRACIAS GRACIAS GRACIAS
ME AMO Y TE AMO
BENDICIONES

0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Close Cart

Carrito

Top