Reto de la gratitud de febrero día 13

¡BIENVENIDO AL DÍA 13 DEL CAMINO DEL AMOR GRATITUD! ❤❤❤

HAZ REALIDAD TODOS TUS DESEOS ❤❤❤

“La imaginación es la verdadera alfombra mágica.”

NORMAN VINCENT PEALE (1898–1993) ESCRITOR

Si has hecho día a día los ejercicios mágicos, ya habrás construido una increíble base practicando la gratitud por todo lo que has recibido y seguirás recibiendo en tu vida. Pero hoy es un día emocionante ¡porque vas a empezar a usar el poder mágico de la gratitud para hacer realidad tus sueños y deseos!

A lo largo de los siglos cientos de culturas nativas han dado gracias por lo que desean antes de recibirlo, creando elaboradas ceremonias para invertir tanta energía como les fuera posible en su acto de agradecimiento.

Los egipcios han celebrado la inundación del río Nilo desde la antigüedad para asegurarse la continuidad del flujo de agua del río, los indios americanos y los aborígenes australianos realizan danzas de la lluvia, muchas tribus africanas practican ceremonias por sus alimentos antes de salir a cazar, y en todas las culturas y religiones la verdadera naturaleza de la oración es dar gracias antes de recibir lo que se desea.

La ley de la atracción dice que lo semejante atrae a lo semejante, lo que significa que en tu mente has de formar un retrato, o una imagen de lo que deseas. Luego, para volver a atraer tu deseo, has de sentirlo como si ya lo tuvieras, de modo que lo que sientes también se ha de parecer a lo que sentirás cuando tengas lo que deseas. La forma más sencilla de conseguirlo es dar las gracias por lo que quieres – antes de recibirlo -.

Si nunca se te había ocurrido antes utilizar la gratitud para recibir lo que quieres, ahora has descubierto otro de sus poderes mágicos. Las propias palabras de las Sagradas Escrituras prometen exactamente eso: “A quienquiera que tenga gratitud (ahora) se le dará más (en el futuro), y tendrá en abundancia.”

La gratitud es algo que has de tener antes de poder recibir, no es algo que simplemente se hace después de que te ha pasado algo bueno.

La mayoría de las personas están agradecidas cuando han recibido algo bueno, pero para hacer que todos tus deseos se hagan realidad y cambiar toda tu vida llenándola de riquezas en todas las áreas, has de estar agradecido antes y después. A través del acto de estar sinceramente agradecido por haber recibido tu deseo de antemano, inmediatamente creas una imagen mental de que ya lo tienes, te sientes como si ya lo tuvieras, y así, estás cumpliendo tu parte. Si sigues manteniendo esa imagen y sentimiento, recibirás mágicamente tu deseo. No sabrás cómo lo recibirás, ni tampoco es cosa tuya saberlo. No intentas averiguar cómo va a mantenerte en el suelo la ley de la gravedad cuando sales a pasear, ¿verdad? Tienes la confianza y el conocimiento de que cuando sales a dar un paseo la ley de la gravedad te mantendrá firmemente en el suelo. Asimismo, has de tener la confianza y el conocimiento de que cuando estás agradecido por lo que deseas, lo que deseas vendrá a ti mágicamente, porque es la ley del Universo.

¿Qué es lo que más deseas ahora mismo?

Puedes seleccionar diez deseos de diferentes ámbitos de tu vida, como dinero, salud, hogar y relaciones, o puede que quieras elegir diez deseos de un mismo ámbito que realmente deseas cambiar, como el laboral o el del éxito. Sé muy claro y específico sobre lo que más deseas, para que puedas ver los cambios que tendrán lugar mágicamente a raíz de este ejercicio. Imagina que estás haciendo un pedido mágico al Universo, consistente en tus diez deseos principales, porque en realidad, al usar la ley de la atracción, eso es justamente lo que estás haciendo. Siéntate delante de tu ordenador o bien toma un bolígrafo y tu diario, y haz una lista separada de tus diez deseos principales de la siguiente forma, como si ya los hubieras recibido: Gracias, gracias, gracias por................, y rellena el espacio en blanco con tu deseo como si ya lo hubieras recibido.

Por ejemplo: Gracias, gracias, gracias por la casa de nuestros sueños, ¡que tiene todo lo que deseábamos hasta el último detalle!

Escribir gracias tres veces seguidas es muy poderoso porque evita que malgastes las palabras y aumenta tu concentración de gratitud. Decir gracias tres veces también es una fórmula mágica, porque es el número matemático para toda nueva creación en el Universo.

EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 13

Haz Realidad Todos Tus Deseos

1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.

2. Siéntate delante de tu ordenador o toma un bolígrafo y tu diario y haz una lista de tus diez deseos principales. Escribe gracias tres veces antes de cada uno, como si ya lo hubieras recibido. Por ejemplo: Gracias, gracias, gracias por………….. (Tu deseo).

3. Usa tu imaginación para responder mentalmente a las siguientes preguntas, como si ya hubieras recibido cada uno de tus diez deseos:
a. ¿Qué emociones sentiste cuando recibiste tu deseo?

b. ¿Quién fue la primera persona a la que le dijiste que habías recibido tu deseo y cómo se lo dijiste?

c. ¿Cuál fue la primera cosa que hiciste que te pareció genial al recibir tu deseo? Descríbela mentalmente con todos los detalles que puedas.

4. Por último, relee la frase que expresa tu deseo y enfatiza la palabra mágica, gracias, para que puedas sentirlo con más fuerza.

5. Si lo prefieres, puedes crear un Tablón Mágico. Corta fotos y engánchalas a tu Tablón Mágico que colocarás en un lugar que puedas ver a menudo. Ponle como título GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS en mayúsculas y negrita.

6. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

7. Túmbate en la cama y relájate. Piensa muy bien lo que quieres y relájate. Cierra los ojos, y piensa únicamente ese deseo. Afirmamos, di que ya lo tienes, que ya lo conseguiste. Y en ese estado somnoliento, siente exactamente lo que sentirías al haber logrado ese deseo. Solamente concéntrate en tu deseo y siéntelo como si ya lo hubieras conseguido. NOS DORMIMOS SINTIENDO QUE YA TENEMOS LO QUE QUEREMOS y NOS SENTIMOS MUY AGRADECIDOS POR ELLO! ❤❤❤

....
Después del ejercicio
Haces está Lectura.
....

La técnica del «Muchas Gracias»
Se recomienda que acompañemos nuestras peticiones a Dios con muestras de veneración y agradecimiento. Con este simple método de oración se consiguen resultados extraordinarios. El corazón agradecido está siempre cerca de las fuerzas creadoras del universo y consigue que nos lleguen innumerables bendiciones por la ley de la relación recíproca que se basa en la ley cósmica de la acción y reacción.

El padre promete a su hijo un coche cuando se gradúe; el hijo todavía no ha recibido el coche, pero está muy agradecido y contento, y está tan feliz como si ya lo tuviera. Sabe que su padre cumplirá la promesa y está agradecido y alegre, aun cuando todavía no le han regalado el coche, objetivamente hablando. Pero ya lo ha aceptado en su mente con alegría y agradecimiento.

Muchas veces te habrá ocurrido ir a una tienda para comprar un abrigo o una bufanda. Y, aunque no tengan exactamente lo que estás buscando, especificas lo que quieres y pagas por adelantado. El empleado te dice que te lo enviarán en cuanto lo tengan. Tú le agradeces al empleado o al dueño de la tienda y sales a la calle sin el abrigo ni la bufanda. Pero estás absolutamente seguro de que recibirás al poco tiempo la prenda de ropa que has encargado, porque confías y crees en la probidad y honradez de la persona que trabaja en ese establecimiento. ¡Cuánto más debemos confiar en la ley infinita y creadora que nunca se contradice y que responde con total fidelidad cuando encuentra fe y confianza!

Funcionó para el señor Malgrat

Daré un ejemplo de cómo el señor Malgrat aplicó esta técnica con excelentes resultados. Pensaba para sí: «Las deudas se me están amontonando. Estoy sin trabajo, tengo tres hijos y ni una moneda. ¿Qué haré?». Cada mañana y noche, con regularidad, durante un período de casi tres semanas, repitió de modo tranquilo y relajado las siguientes palabras: «Gracias, Padre, por la ley de la abundancia», hasta que un sentimiento o clima de agradecimiento se apoderaba de él. Se imaginaba que se dirigía al ser infinito, sabiendo, por supuesto, que no podía ver a Dios. Pero veía con el ojo interno de su percepción espiritual y se daba cuenta de que la imagen mental de la riqueza era el primer eslabón en relación con el dinero, posición y alimentos que necesitaba.

Este sentimiento mental era la base de la riqueza, libre de condicionamientos previos de cualquier clase. Al repetir «gracias, Padre» una y otra vez, su mente y corazón se elevaban hasta el punto de aceptación; y cuando el temor, pensamientos de carencias, de pobreza, de preocupaciones acudían a su mente, decía «gracias, Padre» tantas veces cuantas fuera necesario. Sabía que mientras mantuviera su actitud agradecida, sería capaz de re acondicionar su mente a la idea de la riqueza; lo cual fue lo que sucedió. Se tropezó en la calle con un antiguo jefe, a quien no había visto durante veinte años; éste le ofreció un puesto lucrativo y le adelantó una fuerte suma a modo de préstamo momentáneo. Hoy en día el señor Malgrat es el vicepresidente de la corporación en la que trabaja. La última observación que me hizo fue: «Nunca me olvidaré del milagro del “gracias, Padre”, pues ha realizado portentos conmigo».

Fragmento tomado del libro "Técnicas Terapéuticas de la Oración"
Rev. Joseph Murphy PH D

AGRADECE Y LO QUE QUIERES SE MANIFESTARÁ (Neale Donald Walsh)

CONVERSACIONES CON DIOS
Hombre:
¿Entonces no puedo pedir nada de lo que deseé? ¿Me estás diciendo que rezar por algo en realidad aleja ese algo de nosotros?

Dios:
Ésta es una pregunta que ha sido respondida a través de los siglos y que ha sido respondida cada vez que se ha formulado, pero no han escuchado la respuesta o tal vez no quieran escucharla.
Responderé de nuevo con palabras de hoy en un lenguaje actual de la siguiente manera:
No tendrás lo que pides ni puedes tener nada de lo que quieras y ello porque tu propia petición es una afirmación de tu carencia, y al decir que quieres una cosa únicamente sirve para producir ésta experiencia concreta que es la carencia.
Por lo tanto la oración correcta no es nunca de súplica, sino de GRATITUD, eh ahí la clave.
Cuando das gracias a Dios por adelantado, por aquello que has decidido experimentar en tu realidad estas efectivamente reconociendo que eso está ahí, que es un hecho.
La GRATITUD es la más poderosa afirmación dirigida a Dios. Una afirmación a la que yo habré contestado incluso antes de que me la formularas. Así pues no supliques nunca, antes bien agradece.

Hombre:
¿Pero qué ocurre si yo agradezco a Dios por adelantado y luego eso no aparece nunca?

Dios:
La gratitud no puede utilizarse como una herramienta con la cual manipular a Dios, un mecanismo con el cual engañar al Universo. No puedes mentirte a ti misma/o, tu mente sabe la verdad de tus pensamientos, así que si dices GRACIAS DIOS MIO POR ESTO, y al mismo tiempo está claro que eso no está en su realidad presente estas suponiendo que Dios es menos claro que tú y por lo tanto estas produciendo esa realidad en tu contexto.
Dios sabe lo que tú sabes, y lo que tú sabes es lo que aparece en tu realidad

Hombre:
Pero entonces ¿cómo puedo estar verdaderamente agradecida/o por algo si sé que eso no está presente?

Dios:
Tienes que tener FE. Si tienes Fe aunque solo sea la Fe equivalente a un grano de mostaza, "moverás montañas". Sabrás que eso está presente, porque yo digo que está presente, porque yo digo que incluso antes de que me preguntes habré respondido porque yo digo y te lo he dicho de todas las maneras concebibles a través de cualquier maestro que me puedas mencionar, que sea lo que quieras, si lo quieres en mi Nombre, así será.

Sin embargo hay tanta gente que dice que sus oraciones han quedado sin responder. Pero déjame decirte que ninguna oración ha quedado sin respuesta. Cualquier oración, cualquier pensamiento, cualquier afirmación, cualquier sentimiento es creado en la medida en que sea fervientemente sostenido como una verdad, en esa medida se hará manifiesto en tu experiencia.

Cuando se dice que una oración no ha sido respondida lo que realmente ocurre es que el pensamiento, palabra, o sentimiento sostenido ha sido de modo operativo. Pero lo que has de saber y esto es el secreto, es que detrás del pensamiento, se haya siempre otro pensamiento, el que podríamos llamar “pensamiento promotor” que es lo que controla el pensamiento original.
Por lo tanto si ruegas y suplicas parece que exista una posibilidad mucho menor de que experimentes lo que piensas que has decidido, puesto que el pensamiento promotor que se haya detrás de cada súplica, es el de que este momento no tienes lo que deseas. Ese pensamiento promotor se convierte en tu realidad.
El único pensamiento promotor que puede ignorar éste pensamiento es uno fundado en la FE en que Dios considera cualquier cosa que se le pida sin falta alguna.
Muchas personas poseen éste tipo de FE, pero muy pocas.

El proceso de la oración resulta mucho más fácil cuando en lugar de creer que Dios siempre dirá SI a cada petición, se comprende intuitivamente que la propia petición no es necesaria. Entonces la oración se convierte en una plegaria de "acción de gracias". No es en absoluto una petición, sino una afirmación de gratitud por lo que ya es.

Así que te invito a dar las GRACIAS por aquello que tienes y quieres tener, sintiendo que ya está ahí (YA LO TENGO, YA LO SOY) porque es entonces cuando Dios manifestará todo eso en tu vida.❤❤❤

DI GRACIAS TRANSFORMA TU VIDA
BENDICIONES ❤❤
OS AMO ❤❤❤
GRACIAS GRACIAS GRACIAS ❤❤❤

0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Close Cart

Carrito

Top