Reto de la gratitud de febrero día 6

¡Bienvenid@ al DIA 6 DEL CAMINO DE LA GRATITUD Y DEL AMOR

LA SUPERACIÓN MÁGICA DE LA NEGATIVIDAD

"Una persona agradecida es agradecida bajo cualquier circunstancia.”
BAHÁ’U’LLÁH (1817–1892)
FUNDADOR PERSA DE LA FE BAHÁ’Í

Tanto si se trata de una relación con dificultades, como de apuros económicos, falta de salud o problemas en el trabajo, las situaciones negativas surgen por la falta de agradecimiento durante un período prolongado. Si no sentimos agradecimiento por cada una de las cosas que hay en nuestra vida, sin querer estamos dando todas esas cosas por sentado, les estamos restando valor. Dar las cosas por sentado es una de las principales causas de negatividad, porque cuando damos las cosas por sentado, no estamos dando gracias a cambio, e impedimos que la magia se manifieste en nuestra vida. Del mismo modo que dar las gracias a otros siempre nos conducirá a que haya más magia en nuestra vida, dar las cosas por sentado siempre nos conducirá al declive de nuestra vida.

¿Estás agradecido por tu salud cuando es buena? ¿O sólo estás pendiente de tu salud cuando te duele el cuerpo o te pones enfermo? ¿Estás agradecido por tu trabajo todos los días, o sólo lo valoras cuando oyes que va a haber recortes? ¿Estás agradecido por tu paga o salario cada vez que lo recibes, o das tu paga o salario por sentado? ¿Estás agradecido por tus seres queridos cuando todo va bien, o sólo hablas a los demás de tus seres queridos cuando hay problemas? ¿Estás agradecido cuando tu coche funciona sin problemas? ¿O sólo piensas en él cuando se estropea?

¿Estás agradecido por cada día que estás vivo? ¿O no le das importancia?

Dar las cosas por sentado, no darles importancia, genera quejas, pensamientos y palabras negativas. Por eso, cuando te quejas, ¡la ley de la atracción hace que atraigas a tu vida más motivos para quejarte!

Si te quejas del tiempo, del tráfico, de tu jefe, de tu pareja, de tu familia, de un amigo, de un extraño, de hacer cola, de las facturas, de la economía, del precio de algo, o del servicio de una compañía, no estás siendo agradecido, y con cada queja estás alejando de ti la vida de tus sueños.

Ahora entiendes que quejarse, que los pensamientos y las palabras negativas, y dar las cosas por sentadas interrumpe la llegada de cosas buenas en tu vida. Ahora entiendes que cuando algo va muy mal, es porque sin darte cuenta no has sido lo bastante agradecido.

Es imposible ser negativo cuando eres agradecido. Es imposible criticar y culpabilizar cuando eres agradecido. Es imposible sentirte triste o tener sentimientos negativos cuando eres agradecido. Y lo mejor de todo es que si actualmente existe alguna situación negativa en tu vida, no te llevará mucho tiempo transformarla con la gratitud. Las situaciones negativas desaparecerán como una bocanada de humo… ¡como por arte de magia!

Primero, por difícil que parezca, has de buscar razones por las que estar agradecido en cada situación negativa. No importa lo mal que estén las cosas, siempre puedes encontrar alguna razón para estar agradecido, especialmente, cuando sabes que la gratitud transformará de forma mágica todas las circunstancias negativas.

EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 6
La Superación Mágica de la Negatividad
1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.

2. Elige un problema o situación negativa de tu vida que te urja resolver.

3. Escribe diez cosas por las que estés agradecido en esa situación negativa.

4. Al final de tu lista escribe:
Gracias, gracias, gracias, por la solución perfecta.

5. Y sólo por hoy, intenta pasar un día sin decir nada negativo. Si te das cuenta de que estás pensando o diciendo algo negativo, utiliza el salvavidas. Párate inmediatamente y di:
Más he de decir que estoy verdaderamente agradecido por…

6. Antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te haya sucedido durante el día. Túmbate en la cama y relájate. Piensa muy bien lo que quieres y relájate. Cierra los ojos, y piensa únicamente ese deseo. Afirmamos, di que ya lo tienes, que ya lo conseguiste. Y en ese estado somnoliento, siente exactamente lo que sentirías al haber logrado ese deseo. Solamente concéntrate en tu deseo y siéntelo como si ya lo hubieras conseguido. NOS DORMIMOS SINTIENDO QUE YA TENEMOS LO QUE QUEREMOS y NOS SENTIMOS MUY AGRADECIDOS POR ELLO!

....
Después del ejercicio
Haces está Lectura.
....

EL PODER DE LAS PALABRAS:

Las palabras que pronunciamos son expresiones externas de nuestros procesos mentales.

Generalmente, el efecto más fuerte que ejercemos en las personas se produce a través de nuestras palabras. Las relaciones pueden sanearse cambiando el modo en que hablamos a alguien o de alguien.

Mucha gente entabla conversación, no por el valor del mensaje que tiene que transmitir, sino simplemente porque le gusta el sonido de su propia voz. Así pues, he aquí una pregunta muy útil que te puedes hacer algunas veces: "cuando le transmites una idea a alguien, ¿pones más énfasis en cómo puedes imponer tu opinión o en cómo puede beneficiarse el oyente?

También es muy importante tener en cuenta que las afirmaciones que te murmullas a ti mismo/a en diversas ocasiones durante el día, pueden tener un efecto enorme en tu forma de sentirte. Algunos ejemplos de expresiones a evitar son:

1. ¡Hacer esto me cansa y me pone enfermo! ¿Qué crees que esta expresión tendría en tu subconsciente? No es muy probable que el decir esto te ponga enfermo, pero no puede tener un efecto muy positivo en tu bienestar físico o emocional. Es bastante seguro que expresiones como éstas, usadas a menudo, pueden producir un nivel de cansancio mayor de lo que debería corresponder al trabajo que estás haciendo.

2. ¡Estoy harto, harta, de hacer eso! Al registrar esto el subconsciente, y como consecuencia el poder de nuestras palabras, el estado de "hartura" ocurrirá, pero más por lo que estás pensando que por lo que estás haciendo.

3. ¡Estos cálculos matemáticos me están dando dolor de cabeza! Creo que no existe ni un sólo cálculo en el mundo que pueda darme un dolor de cabeza, porque me encantan los cálculos. Si terminas con un dolor de cabeza después de hacer algunos cálculos matemáticos o financieros, entonces la causa del problema es la sugestión de que las operaciones matemáticas pueden crear dolores de cabeza y no las propias operaciones en sí.Así que ten cuidado con lo que te dices o piensas, ya que las palabras que pronunciamos y los pensamientos que albergamos son extremadamente poderosos y cada aspecto de nuestra vida puede mejorar si somos capaces de ajustar nuestros pensamientos y la actitud hacia cada reto al que nos enfrentamos.

Tycho Potiu

DI GRACIAS, TRANSFORMA TU VIDA
BENDICIONES
GRACIAS GRACIAS GRACIAS ❤
JUNTOS EXPANDIENDO AMOR Y GRATITUD ❤
OS AMO❤

0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Close Cart

Carrito

Top